El alcohol y sus efectos en las neuronas

El alcoholismo es la adicción más extendida a lo largo de todo el planeta. Los efectos y consecuencias del consumo abusivo de alcohol han sido estudiados ampliamente así como el tratamiento que hay que seguir frente a una adicción de este tipo. Investigaciones más recientes se han centrado en estudiar los efectos nocivos del alcohol en el cerebro. A raíz de esto, han surgido teorías que aseguran que el alcohol mata neuronas. ¿Es eso cierto? En el siguiente artículo veremos qué se entiende por muerte neuronal y cómo el alcohol afecta realmente a las neuronas.

Cuando se mueren las neuronas

Las neuronas tienen un ciclo vital durante el cual siguen una serie de procesos. Las células nerviosas o neuronas actúan mediante un mecanismo de proliferación que incluye la pérdida, la renovación y la diferenciación celular. Las neuronas se mueren porque se detienen sus procesos biológicos debido a modificaciones morfológicas, funcionales y bioquímicas irreversibles que les impiden realizar sus funciones vitales. En este sentido, hablamos de muerte neuronal cuando una célula nerviosa pierde la capacidad de establecer conexiones intersticiales adecuadas.

Tipos de muerte neuronal

Como hemos visto, una neurona se muere cuando sus características se modifican de tal manera que ya no puede funcionar. Encontramos dos grandes tipos de muerte neuronal:

  1. Necrosis

Se caracteriza por la pérdida de las funciones de la neurona por causas externas. Durante este proceso las células no siempre se desintegran por completo dentro del organismo, lo que puede traer otras complicaciones médicas. De todas formas, se consideran muertas porque pierden la capacidad de ser activadas y de producir conexiones entre sí.

  1. Apoptosis

Se la conoce también como muerte neuronal programada. Sus fines son adaptativos. Esto significa que sirve para mantener solamente las conexiones de uso más habitual y ocurre principalmente durante los primeros años de desarrollo.

Estos son los dos procesos que pueden llevar a la muerte neuronal. Para que ocurran tiene que haber un mecanismo tóxico producido por el consumo de alcohol.

Mecanismo tóxico del consumo frecuente de alcohol

Los efectos tóxicos del alcohol cambian en función de la región concreta del cerebro en la que actúan. También varían de acuerdo con otros factores como la edad, la etapa del desarrollo, la dosis y la duración a las exposiciones. En el caso del cerebro adulto, la exposición crónica o intensa al alcohol puede provocar diferentes enfermedades, tanto del sistema nervioso central como el sistema nervioso periférico, así como del músculo esquelético.

El consumo abusivo de alcohol a largo plazo puede producir una actividad degenerativa del sistema nervioso. Esto es debido a que deteriora gradualmente la función de las neuronas, incluyendo la capacidad de supervivencia neuronal y la migración celular. Aunque esto no significa necesariamente que las neuronas se desintegran, sí que puede implicar la pérdida definitiva de sus funciones o, lo que es lo mismo, la muerte neuronal. El motivo es que el consumo excesivo de alcohol produce deficiencia de Tiamina, una vitamina del tipo B. Esta vitamina es primordial en la conducción de señales nerviosas y en suministrar energía al cerebro.

Esta deficiencia de tiamina disminuye los niveles de proteínas en el tálamo además de modificar los niveles de neurotransmisores en el hipocampo y la corteza cerebral. Como resultado, se producen alteraciones en la memoria especial y se incrementa el comportamiento perseverativo. De la misma forma, algunas de las consecuencias de esto son la pérdida de funciones necesarias para la plasticidad y la supervivencia neuronal.

Efectos nocivos del alcohol en el cerebro

Un tema que sigue debatiéndose entre la comunidad científica es las causas de la degeneración y la atrofia cerebral en personas con alcoholismo. Estudios al respecto apuntan que los principales tejidos que el consumo prolongado de alcohol afecta en el cerebro maduro son las células de Purkinje y granulares y las fibras de la materia blanca:

  1. Las células granulares y células de Purkinje

Situadas en diferentes partes del cerebelo, las células granulares son las más pequeñas del encéfalo. Por su lado, las células de Purkinje son unas de las neuronas más grandes de las que se tiene constancia. Estas últimas se encargan, entre otras cosas, de regular funciones sensitivas y motoras. A nivel de afectación a causa del alcohol, un consumo regular durante 20 a 30 años reduce un 15% las células de Purkinje. Si este consumo es intenso en el mismo periodo de tiempo, la reducción es de más del 33%. La degeneración de estas células está directamente relacionada con el desarrollo de ataxia. Además, la pérdida de estas células en los lóbulos laterales está asociada a alteraciones cognitivas.

  1. Reducción de la materia blanca

La disminución de la materia blanca en el cerebro después de un consumo abusivo de alcohol es la reacción nociva más visible y estudiada. Las consecuencias de esto no se quedan sólo en el deterioro de la materia blanca, también se produce un desgaste cognitivo con déficits importantes en las funciones ejecutivas. Varios estudios científicos apuntan que la atrofia cortical fruto de un consumo abusivo de alcohol está relacionada con la pérdida definitiva de sinapsis, o bien, con un daño importante en sus funciones.

¿El alcohol mata las neuronas?

Es posible afirmar que el alcohol puede provocar un deterioro tanto puntual como permanente en la actividad de las células nerviosas. Esto es fruto de modificaciones importantes en la estructura de dichas células y de su capacidad para establecer comunicación. En gran parte, la gravedad del deterioro depende de la duración del consumo de alcohol así como de la edad de la persona y de la zona específica del cerebro donde ha ocurrido el daño. Hablamos de muerte neuronal cuando el daño es permanente en personas que han consumido de forma excesiva y prolongada en el tiempo.

Es lo que se conoce también como necrosis neuronal por excitotoxicidad. Por lo tanto, podemos decir que, efectivamente, el alcohol consumido en exceso durante muchos años, así como el contacto muy temprano con esta sustancia, sí puede tener como consecuencia la muerte de neuronas, entre otras consecuencias perjudiciales para la salud. En Intastur podemos ayudarte a superar la adicción al alcohol. Contamos con los mejores profesionales si sufres una adicción con o sin sustancia. Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

0%
CONTIGO

Vive como te mereces. Rompe tus cadenas. Conócenos.

Pide una primera visita y te orientaremos gratuitamente.