Alcohol y antidepresivos

Si te preguntas si se puedes beber alcohol mientras tomas antidepresivos para tratar la depresión, la respuesta es clara: no. No se recomienda mezclar alcohol con fármacos antidepresivos por los efectos negativos que pueden llegar a provocar en el organismo. 

El alcoholismo y la depresión son dos términos que están relacionados entre sí. El alcoholismo puede derivar en una depresión como consecuencia de consumir esta droga, o bien, la depresión puede desembocar en beber bebidas alcohólicas en exceso para evadirse de la realidad. En un inicio, el alcohol puede hacerte sentir eufórico y lleno de energía porque aporta una falsa sensación de mejoría del estado anímico. Así que, el consumo frecuente de alcohol es una práctica común en personas que padecen de depresión, de la misma manera que la depresión es un fenómeno frecuente en adictos al alcohol. 

Las consecuencias que se producirán de combinar alcohol con comprimidos antidepresivos dependerán principalmente de tres factores: la cantidad de alcohol ingerida, el tipo de medicamento y, por último, la frecuencia con la que se suele mezclar estos dos productos, si se realiza de manera puntual o es un hábito en la vida de la persona. 

Una conducta peligrosa

Los antidepresivos son medicamentos recetados por un médico para pacientes que sufren de un problema de salud mental, como es la enfermedad de la depresión. Son unos fármacos que ayudan a mejorar la forma en que el cerebro utiliza ciertas sustancias químicas naturales. Si se consumen estos fármacos con alcohol pierden efectividad o directamente no funcionan, por lo que se estarían generando dos problemas: no mejorará la depresión, incluso empeorará,  y además se generará una adicción al alcohol. 

Cuando una persona consume antidepresivos y alcohol de manera simultánea podemos determinar que esta situación está provocada por dos hechos diferenciados. Por un lado, que el consumo de alcohol provoque una depresión y se intente remediar con antidepresivos. Por otro lado, que la persona con depresión busque consuelo en el alcohol para mejorar su estado de ánimo y apaciguar los síntomas de la depresión. Es la enfermedad de la depresión la que acaba generando el alcoholismo. 

¿Qué puede pasar si combino alcohol y antidepresivos?

Consumir alcohol está contraindicado con el consumo de medicamentos, pero en el caso de los fármacos antidepresivos con mayor motivo. Algunos antidepresivos actúan de la misma manera que el alcohol, aumentan considerablemente los niveles de serotonina en el cerebro, que pueden provocar: 

  • Alteraciones en el sistema nervioso central 
  • Variaciones en el sistema músculo-esquelético
  • Cambios en el sistema cardiovascular
  • Ataques epilépticos
  • Fiebre alta
  • Pulsaciones cardíacas irregulares
  • Alteraciones del sueño
  • Empeoramiento de la capacidad de memoria
  • Disminución del estado alerta 
  • Deterioro de la coordinación y del control de los movimientos   

Efectos secundarios

Los antidepresivos pueden ser una buena herramienta para solucionar la depresión, siempre que estén prescritos por un médico, sin embargo si junto a este tratamiento se ingiere alcohol los efectos adversos pueden ser peligrosos. 

La relación entre el consumo simultáneo de antidepresivos con otras sustancias psicotrópicas, como el alcohol, ha sido recientemente estudiada por distintos especialistas. Si se combinan ambas sustancias los efectos individuales de cada una de ellas se potencian dando lugar a las siguientes secuelas:

  • Incrementar la ansiedad y empeorar la depresión. Sensación de sentirse todavía más deprimido. Mayores síntomas relacionados con la depresión y la ansiedad. El alcohol perjudica al correcto funcionamiento de los antidepresivos, aunque a corto plazo parezca que el alcohol mejora el estado anímico es un espejismo. Por lo tanto, aumentan los síntomas de la depresión y la persona puede experimentar ansiedad. 


  • Los efectos secundarios pueden empeorar si además se toma otro medicamento. La mayor parte de medicamentos causan efectos secundarios si se mezclan con alcohol, por eso, se recomienda no beber alcohol si se está tomando algún tipo de medicación, independientemente de cuál sea. Pero, las consecuencias de mezclar alcohol con un medicamento y además fármacos antidepresivos son todavía peores, porque ponen en riesgo la salud del consumidor. 


  • Alteraciones en el estado de alerta y en los pensamientos. La combinación de antidepresivos y alcohol afecta a las habilidades motoras, al tiempo de reacción, a la coordinación… Son consecuencias que únicamente bebiendo alcohol ya se producen, pero si además se mezclan con fármacos antidepresivos se acentúan.  
  • Sensación de mareo. Tanto el alcohol como los antidepresivos son dos sustancias que aumentan la somnolencia, de manera que si se consumen juntos los efectos que provocan se pueden llegar a intensificar. La persona puede llegar a sentirse sedada y con mucho sueño.

Tratamiento alcoholismo

La presencia de síntomas depresivos y el consumo de alcohol son dos elementos que de manera frecuente están relacionados entre sí, independientemente de cuál haya sido el precursor. El resultado es una persona con adicción al alcohol que a la vez se toma un medicamento para tratar un problema de salud mental que

Si te estás tomando antidepresivos, y a pesar de las contraindicaciones que prohíben mezclarlos con alcohol no eres capaz de mantenerte sobrio porque sientes un deseo incontrolable de beber alcohol y sientes que lo necesitas. O, incluso, has optado por no tomarte los fármacos para poder seguir bebiendo alcohol, has de ser consciente que padeces de un trastorno de adicción: dependes del alcohol. Si te has sentido identificado con la situación anterior, y te encuentras en esta realidad, has de pedir ayuda.

Desde CC Adicciones te ofrecemos nuestro apoyo y contamos con  profesionales expertos en adicciones con una larga trayectoria profesional que te acompañarán en todo el proceso de recuperación.  

Somos un centro especializado en conductas adictivas que te proporcionará un tratamiento para la desintoxicación del alcohol, que es la solución más eficaz para no consumir más. Dejar una adicción es complejo, pero has de ser consciente que se puede conseguir con un equipo médico. Superar la adicción al alcohol traerá múltiples beneficios para la salud física y psicológica. 

Existe salida para las adicciones

En CC Adicciones Asturias podemos ayudarte a superar la adicción al alcohol con un tratamiento especializado para el alcoholismo, si tienes la necesidad de mezclar alcohol y antidepresivos. Contamos con los mejores profesionales si sufres una adicción con o sin sustancia.

Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

Compartir

0%
CONTIGO

Vive como te mereces. Rompe tus cadenas. Conócenos.

Pide una primera visita y te orientaremos gratuitamente.

contacto