La alucinosis alcohólica

Al interrumpir el consumo de una sustancia adictiva puede ocurrir que la persona experimente diferentes alteraciones o trastornos mentales. Es lo que llamamos trastornos orgánicos, que también aparecen por enfermedades orgánicas o por el consumo de ciertos medicamentos o fármacos. Uno de estos trastornos es conocido como alucinosis alcohólica que afecta a la percepción del individuo que cree ver u oír objetos o sonidos que normalmente le asustan o le provocan malestar en mayor o menor medida. Este problema originado por el síndrome de abstinencia afecta a personas alcohólicas cuando dejan de tomar alcohol después de un largo periodo abusando de esta sustancia.

¿Qué es la alucinosis alcohólica?

Como apuntábamos antes, la alucinosis alcohólica es un trastorno orgánico que produce síntomas psicóticos. Éste se origina por la interrupción repentina o por la reducción del consumo de alcohol en personas alcohólicas que solían beber grandes cantidades de alcohol y durante mucho tiempo. La alucinosis alcohólica es un trastorno típico del síndrome de abstinencia en personas alcohólicas pero también puede ocurrir cuando hay intoxicación alcohólica. Es un trastorno agudo provocado por el alcohol que origina alucinaciones vívidas y persistentes y suele aparecer durante las 48 horas siguientes a la interrupción o reducción del consumo prolongado e intenso de alcohol.

Síntomas de la alucinosis alcohólica

Entre los síntomas más habituales de este trastorno encontramos las alucinaciones, que acostumbran a ser persistentes, auditivas y muy vívidas. Como decíamos, se presentan normalmente a partir de las 48 horas después de que el adicto haya consumido alcohol por última vez. Los síntomas principales son:

  1. Alucinaciones

Este síntoma aparece en los primeros momentos del trastorno y son de carácter amenazante. Este tipo de alucinaciones acostumbran a ser auditivas y están formadas por sonidos básicos o elementales (es decir, poco elaborados). Ejemplos de estos sonidos son zumbidos, chasquidos o crujidos y el adicto los relaciona con él mismo. No obstante, con el transcurro de la alucinosis alcohólica, los sonidos es posible que sean cada vez más elaborados y complejos. Por ejemplo, convirtiéndose en frases o palabras amenazadoras. Además, también pueden aparecer alucinaciones visuales, aunque son menos habituales que las auditivas. Éstas suelen ser bastante vívidas, inquietando mucho al adicto que sufre angustia y ansiedad.

  1. Delirios

Otro elemento de la alucinosis alcohólica es la posibilidad de sufrir delirios. Éstos dependen del contenido de las alucinaciones que experimenta la persona que puede crear interpretaciones delirantes o simplemente delirios para intentar justificar o comprender la presencia o lógica de las alucinaciones. Es común que estos delirios se interpreten como ideas persecutorias intensas. Ante esta situación, el adicto puede reaccionar huyendo o agrediendo a los demás cuando se enfrenta a delirios que parecen reales. Es por eso que, si sufre un brote psicótico, será necesaria su hospitalización para contenerlo y evitar que intente autolesionarse, atacar a otras personas o hasta intentar suicidarse.

  1. Otros síntomas

Es muy común cuando una persona tiene alucinosis alcohólica que experimente síntomas como angustia e irritabilidad. De esta forma, el adicto puede mostrarse irritable e irascible, molesto por cualquier cosa, e incluso manifestar conductas agresivas con facilidad. El nivel de angustia viene dado por las alucinaciones amenazadoras y por la incertidumbre y el desasosiego que éstas le generan. Una característica de la alucinosis alcohólica es que no se produce obnubilación de la conciencia en la persona, sino que mantiene el estado de conciencia intacto. Además, tampoco ocurre una pérdida ni disminución de su capacidad intelectual.

Características de la alucinosis alcohólica

Este trastorno suele aparecer alrededor de los 40 años de edad, aproximadamente. No obstante, también puede aparecer antes, a los 20 o 30 años de edad. Por otro lado, las personas con alucinosis alcohólica acostumbran a presentar un historial de consumo de alcohol de al menos 10 años de duración. Es decir, existe un consumo previo excesivo de la sustancia, de duración larga. Cuando esta alteración aparece por primera vez, su inicio suele ser abrupto y los síntomas típicos en la fase inicial son irritabilidad, angustia y alucinaciones auditivas amenazantes.

La alucinosis alcohólica suele durar entre días y semanas dependiendo de la cantidad de alcohol que se solía tomar y de otros factores como su historial de adicción, características personales y genéticas, etc. Si el trastorno dura meses se puede considerar subagudo y puede llegar a cronificarse. Se trata de un trastorno inducido por sustancias, en este caso por el alcohol y es un síntoma característico del síndrome de abstinencia.

Existe tratamiento

Cuando una persona sufre de alucinosis alcohólica, es recomendable la hospitalización como primera medida para que el paciente pueda estabilizarse. Además, es importante tratar la adicción al alcohol a través de fármacos específicos que promuevan la desintoxicación para evitar que vuelva a aparecer el trastorno. La prevención es otro elemento importante para hacer frente a este trastorno. Tomar bebidas alcohólicas únicamente en dosis pequeñas y acompañadas de alimentos es un ejemplo de pauta preventiva. Lo ideal es que los alimentos sean ricos en proteínas, ya que retrasan la absorción del alcohol. Así, se consigue que el alcohol no irrite tanto el sistema nervioso central y la salud en general.

Por otro lado, la remisión de la alucinosis alcohólica se produce con la abstinencia al alcohol a largo plazo. Si no se trata convenientemente la adicción alcohólica subyacente que está originando este trastorno, se pueden producir recaídas. En este sentido, se pueden producir complicaciones, y se sabe que si la alucinosis se extiende hasta 6 meses o más en el tiempo, ésta puede acabar desembocando en una demencia orgánica, en un delirium tremens o incluso en un trastorno esquizofrénico tipo paranoide.

En Intastur podemos ayudarte a superar la adicción al alcohol. Contamos con los mejores profesionales si sufres una adicción con o sin sustancia. Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

0%
CONTIGO

Vive como te mereces. Rompe tus cadenas. Conócenos.

Pide una primera visita y te orientaremos gratuitamente.