Consumo psicofármacos

El aumento del consumo de psicofármacos en adolescentes es una realidad actual que preocupa. Tanto es así, que Sanidad ha advertido del aumento de estos psicofármacos en jóvenes y ofrece datos. El consumo de fármacos aumenta a medida que pasan los años. Un 24% de la ingesta de ansiolíticos se produce en adolescentes, aumentando un 20% en el último año. 

Según el informe del 2021 de la Encuesta sobre Consumo de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES), los hipnosedantes, que son tranquilizantes y somníferos, son la cuarta sustancia más consumida por los jóvenes. Se observa una tendencia ascendente en el consumo de hipnosedantes con o sin receta médica. Llegando a alcanzar en el año 2021 los valores más altos desde que se contabilizan estos datos. 

En Instituto Terapéutico Intastur (Intastur) conocemos en profundidad la problemática de la adicción a los psicofármacos y ofrecemos una solución eficaz: un tratamiento ambulatorio para vencer el abuso de fármacos. 

  

Aumento del consumo de psicofarmacos en adolescentes

Los riesgos de abusar de los psicofármacos

Consumir psicofármacos puntualmente y bajo la supervisión de un profesional tendrá beneficios para sus consumidores. Son pastillas que se usan temporalmente para ayudar a superar algún trastorno. Pero, un abuso o una automedicación tendrá consecuencias negativas. Los efectos secundarios dependerán del fármaco que se consuma y de ciertas particularidades de la persona que los consuma. De todas maneras, se pueden definir unos efectos secundarios comunes producidos por el abuso, como por ejemplo: 

  • Pérdidas de memoria y lapsus 
  • Ralentiza la respiración  
  • Somnolencia y confusión 
  • Inestabilidad emocional
  • Pensamientos depresivos  
  • Mala coordinación 

¿Cómo se produce la adicción a las pastillas?

Se puede llegar a desarrollar la adicción a los sedantes, benzosdiacepinas o ansiolíticos por diferentes motivos. Son unas pastillas que tienen una finalidad médica. Se recetan para tratar ciertos problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, insomnio… Pero un uso indebido de los medicamentos recetados puede desembocar en una adicción.  

De primeras, nadie piensa que unas pastillas legales recetadas por un profesional pueden generar una fuerte dependencia y llegar a condicionar por completo la vida de una persona. Pero, lo cierto es que puede pasar si su consumo se alarga en el tiempo o si se consume más cantidad de la recetada. Unos malos hábitos bastaran para qué la persona, sin apenas darse cuenta, se vuelva completamente dependiente de los fármacos recetados y sienta que necesita la pastilla. El simple hecho de saber que no tiene pastillas o que sale a la calle sin ellas le produce ansiedad. 

En otras ocasiones, el consumo viene iniciado por la recomendación de algún familiar, amigo o conocido que le facilitan las pastillas porque a ellos les ha ido muy bien. Nunca se debe consumir una medicación sin supervisión médica, ya que no a todo el mundo le funcionarán los mismos remedios. Además, es muy importante tener en cuenta las características de la persona en cuestión porque no para todo el mundo se aconseja consumir las mismas pastillas. Una mirada profesional 

Los motivos del consumo de psicofármacos: el porqué de la adicción

En este tipo de problemas hay que ir al origen porque el problema reside en los motivos que han desencadenado el consumo desmesurado de estas pastillas y solucionarlo. La razón principal por las que se empieza a tomar este tipo de fármacos es para superar ciertos trastornos como depresiones, ansiedad, insomnio… Provocados por un estrés laboral y/o académico, una ruptura amorosa,  la muerte de un familiar, una etapa de baja autoestima, etc. 

Es importante ir a la raíz del problema para solucionar el problema que ocasionó el consumo de fármacos. Si se solventa este factor, las posibilidades de una recaída en el consumo de psicofármacos disminuirá.  

La salud mental y los jóvenes

El consumo de ansiolíticos y somníferos se suele vincular más con personas de una edad avanzada, pero no siempre es así. El aumento del consumo de psicofármacos en adolescentes demuestra que es un abuso que también afecta a los más jóvenes. 

Existe una relación entre la salud mental, los jóvenes y el consumo de ansiolíticos y somníferos. En parte, provocado por la pandemia. La pandemia fue un factor que agravó el consumo de ansiolíticos para calmar los nervios y la ansiedad que se estaba viviendo. El confinamiento provocó problemas de ansiedad, depresiones, insomnio… Que se intentaron solventar con el consumo de pastillas. Un hecho que provocó un aumento en el consumo de este tipo de fármacos. 

La mezcla de pastillas con alcohol

Como hemos visto anteriormente, un abuso de psicofármacos tendrá unas consecuencias negativas. Ahora bien, si encima se mezclan con alcohol los efectos producidos serán todavía más perjudiciales porque los efectos se intensifican. 

La adolescencia es una etapa en la que hay un primer contacto con el alcohol. Los jóvenes se inician en el consumo de bebidas alcohólicas en sus primeras salidas nocturnas con amigos. Ahora bien, para todos aquellos adolescentes que consumen ansiolíticos y somníferos deberán evitar al 100% el alcohol, ya que no es recomendable el consumo de este tipo de bebidas mientras se está tomando psicofármacos. 

Tratamiento ambulatorio en Intastur

La adicción a las pastillas requiere de un tratamiento profesional. Si te preguntas cómo dejar de consumir psicofármacos y qué hacer para que desaparezca la sensación de sentir que necesitas tomar psicofármacos para vivir, Intastur es la respuesta.  

Intastur es un centro especializado en el tratamiento de adicciones. Podemos ayudarte a superar la dependencia a los sedantes, benzodiacepinas o ansiolíticos porque te ayudamos a ir a la raíz, a superar los conflictos del pasado que las pastillas no han solucionado y seguimos arrastrando hasta el momento actual. 

Sabemos cómo te sientes, la vía para recuperarte ha de tener en cuenta cómo has llegado hasta donde estás para encontrar la salida. Si necesitas ayuda profesional para redirigir tu vida, no lo dudes y pide ayuda. Estamos a tu disposición siempre. Para ti. Sin importar cuándo, dónde y cómo. Puedes llamarnos a nuestro teléfono activo las 24 horas del día: 684 619 501 o enviarnos un formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.  

Compartir

0%
CONTIGO

Vive como te mereces. Rompe tus cadenas. Conócenos.

Pide una primera visita y te orientaremos gratuitamente.

contacto